Transhumanismo.

Es un tema que poco a poco surge en la cultura global. Las nuevas tecnologías nos podrían permitir llegar más allá de lo que conocemos como “humanidad”. El transhumanismo es una corriente que mezcla la ciencia, la humanidad como concepto y la metafísica. Llevar al humano a un estado superior y posterior a él. Es complejo pero hay que entenderlo. Y como siempre, también hay que entender qué usos podría tener en cuestiones más grandes, así como el uso que le podrían dar los políticos.

El término del Transhumanismo, según mi opinión:

A pesar de haber leído e informado sobre el tema, todo lo que hable aquí debe quedar como un análisis sujeto a mi subjetividad.

El Transhumanismo es una manera de ver el mundo de ahora, el que viene, y vendrá (separando estos dos términos, ya que el mundo que “viene” es un mundo que es ficticio y que es teórico, mientras que el que “vendrá” es un mundo estrictamente predecible -dentro de un margen de error-, sujeto mucho más al pragmatismo). El transhumanismo es una manera de hablar sobre el futuro, teórico, de la raza humana. Puede denominarse como corriente filosófica. Aunque dentro de sus rangos, está la Inteligencia Artificial, I.A., la cual, según Isaac Asimov en lo que él denominó como “el complejo de Frankeistein”, el cual llegado el momento deberíamos o humanizar a una sociedad inteligente así como la ciencia ficción ha creado a los robots, como cualquier otro tipo de inteligencia auto consciente.

Isaac Asimov, distinguido escritor y bioquímico. Además, dentro de sus obras, está el famoso "Yo Robot", muy bueno en este tema.

Isaac Asimov, distinguido escritor y bioquímico. Además, dentro de sus obras, está el famoso “Yo Robot”, muy bueno en este tema.

Parte de ser humanos, y no animales como tal, es porque tenemos la inteligencia y consciencia suficiente de saber quién somos y qué somos. De hecho, tanto es así, que Descartes en su famosa frase “Pienso luego existo” llegaría a dudar sobre la existencia del ser como tal. Todo es cuestionable (teoría del escepticismo).

En las raíces de lo antes mencionado tenemos la revolución industrial, la ciencia y el desarrollo; juntos crearon lo que hoy conocemos como tecnologías. Sabemos, de hecho, que la ciencia ha sido siempre muy ambiciosa, siempre queriendo encontrar el significado de la vida mediante todas sus ramas. Los transhumanistas van mucho más allá, y es aquí donde incluimos la metafísica. ¿Qué se entiende por metafísica? Se entiende lo posterior a la física. Punto. Y la metafísica es en muchos casos irreal, contraria al pragmatismo y al escepticismo, ya que no es predecible o probable -discrepo con este punto pero eso es otra historia- y solo se puede especular y teorizar. ¿Qué significa entonces el transhumanismo? Pues usando el mismo significado y viendo el paso de este pensamiento se puede ver que el transhumanismo es algo posterior al humanismo. ¿Cuál es la diferencia con la metafísica? Que el transhumanismo poco a poco se puede ir convirtiendo en una realidad, a diferencia de la metafísica, la cual no posee un estado de materia.

Creados para vivir para siempre. 

Una de las mayores tesis que sostienen a flote este pensamiento, la inmortalidad. Probar que la vida puede quedar fuera de los límites del tiempo, o en otras palabras, romper con las leyes de la física. Para eso es esencial la unión del humano como tal y entendemos, con la tecnología. Los famosos “cyborgs”, miembros biónicos, o tecnologías para entender el cerebro son solo el primer paso. El siguiente es el crear una consciencia propia, hacer una máquina capaz de saber qué es y quién es, y de ahí llegar a la inteligencia artificial. Lo otro, crear la tecnología capaz de sostener nuestra consciencia en ella, hasta poder trasladarla a otro cuerpo y de ahí seguir viviendo en un estado de constante cambio físico, mas no mental.

El humano consiguiendo vivir sobre las leyes de la física. El problema aquí es que del transhumanismo a la religión hay un paso.

El humano consiguiendo vivir sobre las leyes de la física. El problema aquí es que del transhumanismo a la religión hay un paso.

Por supuesto ha sido muy buscado el tema de poder crear una máquina capaz de contener la consciencia de un humano o miles.

Por supuesto ha sido muy buscado el tema de poder crear una máquina capaz de contener la consciencia de un humano o miles.

Hay verdad y ciencia detrás de todo:

La cuestión de esto es que no todo es ficticio. Al principio era teoría, así se quedó en algunas cosas, pero otras ya no son tan teorías sino más bien prácticas. Los científicos han intentado por todos los medios posibles comprender el cerebro humano, pero éste es tan complejo y tan posterior a lo que conocemos que todavía se tienen muchas preguntas sin respuestas. El transhumanista no quiere entender por completo el cerebro -habrá los que sí- sino más bien quiere llevar su esencia a algo más allá de lo conocido. Campos oscuros y desconocidos. El transhumanismo eso sí está a un paso antes del posthumanismo, que sería totalmente teórico e inalcanzable, por ahora.

Tabla que explica de manera sencilla el transhumanismo.

Tabla que explica de manera sencilla el transhumanismo.

Las cuestiones del transhumanismo van más allá de lo que entendemos, pero queremos entender. Es querer crear un mundo donde el hombre sea mejor física y mentalmente gracias a las tecnologías. Están los sectores que creen que el transhumanismo creará un mejor sistema democrático y los otros que creen que hará un mejor sistema liberal. Por supuesto hay muchas más mallas, tales como las que creen que el transhumanismo creará la inmortalidad.

Las tecnologías nos pueden sobre pasar si nosotros se lo permitimos: Esto es lo típico de “creo algo que no entiendo”. Por lo que eso llega al otro mito a decir, siempre que crees algo ponle un “botón de apagado”. En ciencia ficción lo llaman “cuando las máquinas nos dominen”. En fin, eso sí son tonterías.

La cuestión transhumanista siempre le falta algo. Crear inteligencia artificial no significa crear un robot que pueda llorar y sentirse feliz. Lo más que puede hacer es pensar y desarrollar problemas, mediante algoritmos. Lo que no podemos pensar -y muchas veces se nos olvida- es que la tecnología pueda cobrar vida. Faltaría tener una comprensión total y absoluta del cerebro, conocimiento que en religión el único que lo tiene es Dios. Y en cuyo caso si nos acercamos, entonces el cerebro se irá desarrollando más y más, en una especie de escalada. Por lo que así, creando un círculo vicioso, jamás llegaríamos a entender nuestra propia inteligencia. Sería explosivo si así fuese.

¿Es la inmortalidad alcanzable? Estamos muy lejos de saberlo. Pero el transhumanismo tampoco es algo irreal. De hecho, la empresa Google ha logrado grandes avances en este campo. Vea la noticia en el link:

http://elrobotpescador.com/2015/02/27/google-crea-el-primer-programa-de-inteligencia-artificial-capaz-de-aprender-por-si-mismo/

Pero esto es la realidad en la que estamos. Todavía no somos capaces de ver el otro mundo. Todavía no podemos salir de la caverna platónica. Pero el humano siempre ha podido romper barreras impensables, como cuando llegó a la Luna. En este contexto histórico, nadie creía que eso fuese posible. Pero cuando los grandes intereses se unieron en dinero y espíritu y pusieron todo para hacer que la máquina funcionase, entonces fue cuando llegamos a la Luna.

El problema político del transhumanismo y sus aplicaciones: 

Más largo ha sido explicar lo que es, menos será decir en lo que nos hará fallar pues nuestros sistemas de gobierno aún no están preparados para resistir el impacto de la aplicación de robots.

No es difícil imaginarlo pero nuestro sistema actual de gobierno ya fallan en muchas cosas, dado sobre todo por la corrupción y las ganas de sacar el beneficio propio. A esto hay que sumarle el problema de la sobre población, la cual conlleva poco a poco a una falta de territorio. Este problema, entre muchos otros factores, se produce cuando la tasa de mortalidad es más baja que la tasa de natalidad. Eso provoca dos cosas, que se necesite una tasa de empleo más alta, o sea, crear más trabajos para cubrir las necesidades, y eso en muchos casos eleva el costo del diario vivir. Por otro lado, al haber más población -muchos niños nuevos nacen en ambientes de pobreza (falta de educación sexual y preservativos) hace que muchos de los empleos creados no sean dignos o incluso humanitarios. A veces la necesidad sobre pasa nuestra humanidad, obligándonos a trabajar en cosas que nos denigran. Pero no hay que malinterpretar esto. Trabajar como barrendero, taxista, guardia de seguridad o mesero no significa que eres de una clase más baja. En los países más desarrollados estos tienen un sueldo equiparable con los de un jefe de personal o incluso un gerente. Cualquier trabajo debe tener cosas como seguridad laboral, seguridad médica y un buen sueldo. Este tipo de factores hacen que cualquier trabajo sea bueno -es más, ¡hay gente que incluso prefiere limpiar calles antes que llevar una empresa! Cosas de la vida…-

¿Qué papel juegan las máquinas? El empresario, el dueño o el presidente de una empresa normalmente prefiere no asegurar ese tipo de cosas a sus empleados. De hecho, muchas de las industrias usan robots, aunque mejor dicho serían máquinas, que cumplen con su trabajo, por lo que la empresa en lo único que gasta es en técnicos que mantengan a las máquinas. El problema es que cuando la tecnología mejore y avance pronto tendremos robots capaces de barrer calles o atender clientes, lo cual por supuesto significará menos empleo para la humanidad, y un aumento de la pobreza. De hecho, en Japón abrieron un hotel donde serán robots los que atenderán clientes, aquí está el link:

http://www.ideal.es/sociedad/201503/02/japon-abre-puertas-primer-hotel-atendido-robots-mundo-20150302104857.html

Poco a poco hay hechos que podemos ver que demuestran que la corriente transhumanista la están desarrollando para sustituir a nuestra mano de obra. Por supuesto, los robots no lloran, no se enferman, no se quejan y lo más importante de todo, NO HACEN HUELGAS NI SINDICATOS. Los robots obedecen y punto. Y no, no va a pasar que de repente un robot se hartará de eso, porque para tener consciencia volveríamos al mismo problema de la escalada. No podemos crear algo que es más inteligente que nosotros porque nosotros no podemos ser más inteligentes que nosotros, y al no ser más inteligente que nosotros entonces jamás superaremos la barrera natural que tenemos. 

No podemos perder la humanidad gracias al desarrollo de la tecnología. Debemos coexistir con ella y hacerla para que nosotros podamos mejorar. Pero para eso necesitamos tener un dominio de nuestro ser completo. Un equilibrio en definitiva. Es así como el humano podría llegar a conseguir objetivos casi utópicos. Si tienen dudas vayan al metro, a un restaurante o algún lugar como un centro comercial. Y mire lo que pasa. La tecnología se creó para que fuese una herramienta del humano, pero ahora es al revés, nosotros dependemos de la herramienta, somos esclavos. Por ejemplo, de los Smartphones. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s