Tributo a dos luchadores.

No todos los días se pueden hacer manifestaciones, y menos aún, cuando en ellas hay daños irreparables. Cuando uno lee la noticia lo primero que piensa es, ¿quién los mató?, ¿por qué? La razón es de las más simples, el homicida sólo defendía lo que es suyo, o lo que él pagó porque fuese suyo. ¿Se lo estaban destrozando? ¿Quebrando? ¿Quemando? ¿Robando? No, pintando, con palabras como símbolos de un grito estudiantil. Por ahora podemos sacar la conclusión que a dos personas se les arrebató la vida por una razón tan minúscula e ilógica. Algunos medios, sobre todo para grupos más jóvenes, dicen que ellos dieron la vida. Error, nadie va a dar la vida de una manifestación, y es por eso que yo digo que les arrebataron la vida. Sólo fueron a gritar por los derechos de muchos.

No todos los días hay inestabilidad política como lo hay en mi país. Chile desde el gobierno de Piñera, como sociedad, no está contenta con sus políticos. El 2015 solo fue un año de cachetadas, pues, prácticamente la mayoría de los políticos se han visto envueltos en casos de corrupción con sociedades no gubernamentales. Todo esto repercute en la sociedad, la daña, la hace desconfiada (más de lo que ya era desde Pinochet), la hace más oscura de lo que ya es. Nosotros los jóvenes podemos ver esa luz de esperanza que generaciones anteriores ya no pueden. Pero por cada pelea, por cada lucha, han de haber sacrificios. Pero ésta no fue una batalla, o una lucha, sino una discusión, que se calentó, y terminó con la vida de otros dos. Las grandes batallas en Chile todavía están por venir.

No todos los días se puede ver el daño que ha hecho a esta sociedad el sistema neoliberal implantado a la fuerza por el gobierno militar del 73′ en adelante. La discusión comenzó, y terminó, por la “modificación” de una propiedad privada. El problema tenía una solución lógica y simple, y era al día siguiente lavar tu propiedad. Pero nuestros medios pintan a las manifestaciones de violentas. Sí es verdad que hay sectores violentos, pero, cualquier persona con un mínimo de interés debería ver las manifestaciones en Alemania, Rusia, o incluso EEUU, ¡no comparemos!

No todos los días mueren dos personas de 18 y 25 años. Toda una vida por delante. No los conocíamos, ni los conoceremos. Podríamos tener a otro personaje de la bolsa, como al próximo Da Vinci de Chile, pero eso tampoco lo sabremos. Sólo sabemos que dos familias han sido quebradas en honor y amor. ¡Que triste es ver partir a dos almas por tan poca razón! ¡Qué triste es ver hasta donde un humano puede llegar por no compartir o por no ser inteligente emocionalmente! ¡Cuánta falta de equilibrio! Es el producto de un sistema fallido tras otro. ¿Cuándo nos daremos cuenta del daño que hace la competencia? Como colectivo somos mejores.

No todos los días uno escribe un tributo a unos luchadores. Muchos mueren a diario, pero no por las mismas causas, y no traen las mismas consecuencias. Este no es un tributo para sentarse a leerlo y enojarse con el mundo, es más bien para entender el mundo y ser realistas. No es la primera vez que sucede ni será la última, tampoco es el único lugar donde pasa, como ya fue el alboroto de los 43 en México.

Ningún cambio, ni pacífico, no traerá consecuencias no deseadas, o sacrificios. Pero al día debemos cambiar por un nuevo sistema, más social, pero más eficaz. Cada día, dudo de que la dualidad capitalista-socialista sea de fiar en nuestro mundo tan raro y dinámico. Sólo da qué pensar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s