Las políticas neoliberales: los productos de parasistema y las contra hegemónicas.

¡Volví! Después de algún tiempo desaparecido por el afán de aprobar todo mi curso con buena nota, vuelvo para hacer una reflexión un tanto dura respecto a la actualidad del mercado y sus consecuencias.

¿Qué es lo que voy a tratar hoy? Primero, hay que hacer un análisis de mercado. Es decir, tenemos que entender, de forma básica, el mercado neoliberal o capitalista (exacerbado). Luego, hay que reflexionar sobre las prioridades de los Estados en tanto estos viven dentro de la burbuja capitalista, lo que se traduce como: economía; los Estados lo único que buscan es priorizar sus políticas económicas y dejar a segundo plano sus políticas sociales (lo que me tacha como socialista de forma a priori). Y me perdonaran aquellos luchadores porque hoy no pondré alguna imagen de algún cerdo capitalista sodomizando a algún proletario perdido, pero me quiero enfocar en la política dura, pragmática y actual.

Arriba hay definiciones que si bien no sé si son propiamente mías, si las quiero explicar acorde a lo que yo quiero entender por esto: parasistema, un grupo que está aparte del sistema, que le daña pero no lo quiere destruir ya que de alguna manera tiene una relación de supervivencia con el sistema; se odian, pero se necesitan. Contra hegemonía, aquí no hay nada que volver a definir, la contra hegemonía son las reglas del juego aparte de la hegemonía. Así, algunos, entienden el socialismo como una contra hegemonía el capitalismo consumista y clientelista (o corporativista en un ámbito estatal) en el que hoy todos estamos viviendo -debo añadir que incluso la idea del comunismo como sistema económico puede ser de contra hegemonía-

Entonces, empecemos, pues por un lado tenemos que, y como dice en el título, nuestro sistema de mercado a provocado ciertos productos que, tales como hechos sociales en Durkheim, se mueven como parásitos dentro de un sistema el cual nunca buscó obtener dichos productos, sino que estos fueron consecuencias accionadas por un sistema nefasto, especulativo e inestable (si es que me faltan adjetivos para seguir describiéndolo).

En el fondo, todo es economía, todo es mercado, todo es lo bancario, todo es dinero, ganancias, utilidades, pérdidas, bolsa y lo más importante dentro de la mentalidad capitalista: tener y conseguir metas y, obtener éxito de forma maquiavelista. En este sentido, el capitalismo funciona no como un sistema económico, sino que en esencia es una mentalidad de objetivos. No obstante, el capitalismo mantiene una razón utópica de por medio, la explotación y extracción de recursos naturales o materias primas; el problema, los recursos no son infinitos y se sobre explota al sistema tanto productivo-humano como la naturaleza.

Los parasistema funcionan como un subproducto del producto. Es decir, el producto que se debe ver como algo que pasa en un campo meramente de interacción humana: comportamientos, tradiciones, leyes, legitimidad, lo bueno y lo malo…Como bien podemos ver, el éxito se da, hoy en día, por cuantas cosas materiales tengas o consigas (un auto, una casa, el valor de lo que consigas, el trabajo, la remuneración, etcétera). Un subproducto del sistema es algo así como grupos sociales que existen y dependen del sistema, por ejemplo: los grupos de fanáticos de Star Wars, de los cuales debo admitir humildemente que me incluyo, son un subproducto y la razón es tan simple ya que el sistema funciona acorde estos sigan siendo un grupo que el sistema aprovecha para sacar beneficio por las películas de la saga (como productos merchandising, juguetes, Blue Ray…), lo que mantiene vivo el espíritu consumista y fanático de los amantes de la saga de la Fuerza. Y esto puede ser un ejemplo más para más cosas como: los rebeldes, aquellos que se auto proclaman trotskistas pero no han jugado ni al Counter Strike, que odian al sistema pero que, como bien dice el dicho de los canis en España, de tu envidia nace mi fama; pues mientras más cosas malas pones al sistema, este crece de alguna manera, casi irónico. Los grupos anti sistema no son los únicos subproductos, también tenemos ideologías mixtas y raras como: socialcapitalismo (?), nacional-socialismo stalinista (?), republicanismo monárquico (!?), cienciología (?), mongoles y latinoamericanos neonazis (?), anarcofascismo (?)…y así una serie de ideologías ridículas, contradictorias respecto a los orígenes unilaterales de las verdaderas ideologías (y me refiero a unilateral porque no se puede relativizar el origen de casi todas las ideologías mencionadas).

No pienso ponerme a rebatir todas las ideologías puesto que es una pérdida de tiempo, pero lo que sí se ha de ver es que todas son subproductos que hacer crecer al capitalismo como sistema hegemón. ¿Por qué? Yo sé que os preguntáis eso. Simple y dulce, la sola idea de estas ideologías estúpidas que lo único que hacen es ver lo inútiles que son, contradictorias, sin una finalidad clara, hace que el sistema se vea organizado, fuerte y creíble. Otro ejemplo, y espero no meterme en un jardín dado mi condición de feminista, pero, ¿por qué el machismo perdura a través del tiempo? Obviando las típicas razones legales y administrativas como es lo que el feminismo en parte defiende, el hembrismo/amazonismo/feminazis (que viene a ser la parte extrema del feminismo o el machismo feminista -aquí iría otra (?) dado a que es un subproducto-) hace que, al verse inútil, extremo y contradictorio, de alguna manera indirecta el machismo no se vea tan malo, puesto que se ve “normal” ya que es lo que llevamos siglos viviendo. Entonces, en resumen, es hacer ver que el movimiento feminazi hace ver más fuerte al machismo.

Lo que es parasistema es en realidad un beneficio para el sistema mismo. La hegemonía se alimenta de estas cosas, tanto le ataquen como le defiendan, ya que la hegemonía misma los crea, pues esta se traduce en un sistema de realidad viviente.

Pero, por otro lado, tenemos la contra hegemonía, lo que la hegemonía tiene miedo. ¿Cómo funciona esto? Una contra hegemonía, a diferencia de los parasistema, es organizada de manera administrativa, tiene ideales claros, coherentes, y sobre todo, busca cambiar las reglas del juego, convertirse en el nuevo sistema. El movimiento feminista quiere esto, pues busca la igualdad legal-racional entre hombres y mujeres, que se deje de lado las diferencias (tan estúpidas y machistas) que a lo largo de los siglos se han visto -ojo, pues en la Guerra Fría la URSS no era la contra hegemonía de EE.UU., sino que ambas eran hegemonías entendidas en un contexto bipolar-. El neoliberalismo produce contra hegemonía, primero empieza como un discurso, un grito de no ante el capitalismo, pero luego viene la organización, la política entendida como Aristóteles decía, viene el grupo que busca poder y luego, por supuesto, viene el poder en sí.

La contra hegemonía es en sí un sistema, un contra sistema. Tal vez el término contra estaría mejor aplicado si se entendiera como un sistema que está a esperando para sustituir al sistema vigente. Todo sistema creará en tanto un contra sistema, al igual que en la democracia representativa los que están en el poder deben, por necesidad, tener una oposición.

Por ejemplo, Anonymous, es una contra hegemonía, puesto que busca la privacidad absoluta sobre la privacidad parcial que nos ofrece las redes sociales, los gobiernos, entre otras cosas.

Las políticas del neoliberalismo provocan su propia perdición, y además, si se añade que el sistema es en sí inestable, damos por hecho que el neoliberalismo contrae por sí su propia enfermedad para su propia destrucción, solo que aún no sabemos cómo usar eso bien.



d

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s