El poder en el humano (I): Raíz

Con el tiempo había creído que las personas podían tender hacia la bondad, que podían a aspirar a hacer el bien, porque en el fondo, existía una moral absoluta que podía diseñar mentes hacia el progreso. Tal pisotón fue el que me di a temprana edad para darme cuenta que en el humano el poder, como concepto, arte y acción (o praxis) funciona de forma que crea las mentalidades, desarrolla sociedades y, por ende, crea una moral.

El humano no es ni bueno ni malo, no es nada. Esta afirmación no es novedad. Si bien es cierto que existen ciertos individuos que tienden a ser más buenos o más malos, en el fondo del asunto, el contexto termina por definir la dirección de la persona. El lenguaje fue la mayor promovedora de la inteligencia. Tal como lo digo, aunque muchas cosas permitieron que el humano fuese inteligente, en mi opinión (y en la de muchos), la creación del lenguaje fue la inteligencia, produciendo las nuevas relaciones sociales, la comunicación, el entendimiento: una dialéctica histórica.

Tomando en cuenta que las dos afirmaciones son ciertas (solo como una opinión para el caso), entonces se entiende que a partir del desarrollo del ser humano, como ser superior entre las razas, transformado de presa en cazador, constructor, destructor, investigador, pensador; todo esto converge en el ser humano político y social. Pero con lo social viene la ambición y la nueva forma de expresión de la territorialidad, la propiedad privada, la cual desde tiempos antiguos era identificada en las personas con ser ciudadano o civil. Nada más y nada menos que decir que esto se convirtió en las primeras manifestaciones de poder. La ambición, la tentación, la curiosidad, la necesidad de control, de darle un sentido al mundo y a la realidad, convirtió este poder en diferentes manifestaciones: la primera se vio en la dominación extrema: la esclavitud, individuos que se les hizo pensar que eran menos que sus dueños, y que en el fondo, al igual que los animales, ellos tenían que ser la posesión de otro hombre (y digo hombre porque la mujer en ese entonces no pintaba mucho más allá que estos esclavos).

El poder mezclado con malas intenciones convierte a personas inteligentes en personas competitivas, que terminan por anular a su adversario para ellos tomar el control absoluto de lo que fuese: tierras, alimentos, monedas, casas y, al final, el capital. Oh, sí, el querido capital convirtió nuestra sociedad Occidental en una sociedad inigualable, sobre todo diferente en términos del individualismo y la competencia máxima. 24_martes-5-mayo-2015.jpg

¿Dónde está la esperanza? ¿Dónde estuvo aquellos héroes del pasado que eran glorificados por salvar a su comunidad? Hoy te terminan glorificando por ser exitoso, incluso si ese éxito destruye la historia de otro: la victoria de uno es la derrota de otro. Yo siempre creí, desde niño, que el mundo podría tener de  ambos lados del papel, buenos y malos: me equivoqué.

El poder, no solo como concepto ya, a lo largo de los años, se fue inmiscuyendo dentro de la sociedad: más gente tenía propiedad privada; se destruyó la democracia de todos y se instauró los monarcas divinos (la religión tomó el poder en Occidente). Ahora no se respondía ante una comunidad, sino que ante un dios: un dios humano, absoluto y omnipotente; castigador, malo con el que fue malo, pero justo según su voluntad. Y como un buen creyente podría decir: el diablo se fue esparciendo por todos nosotros, sin que lo viésemos; nos miraba, se burlaba, se mantenía con los ojos abiertos, dibujando el futuro, sentándose en el pasado, disfrutando el presente. Occidente se convirtió en emperador del mundo, a lo largo de distintos imperios.

¿Qué hace que las personas con poder se tienten? ¿Se corrompan? ¿Porque hay pocos que pueden resistir a tal tentación? Se me ha creado una concepción de que solo la firmeza de ideales mantiene al ser humano puro y limpio de la maldad que puede traer el poder. Pues esto no es un análisis de qué es el poder, esto es una declaración de que el poder es fácilmente dirigible hacia las cosas malas que el humano a desarrollado.

anakin_vader

Anakin fue tentado por el poder en Star Wars III: sus intenciones fueron nobles, sus acciones, sin embargo, todo lo contrario. Así empieza muchas veces la corrupción. 

 

Continuará…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s