El sistema económico (III)

Para terminar con la serie

 

En las últimas dos entradas hago varios análisis respecto al sistema económico actual, que en su base general, y en esencia, es capitalista. Tiene ciertas excepciones, ante todo, por la gran diferencia entre el capitalismo estadounidense (el que conoce Occidente) y el capitalismo de China, que usa los pilares del modelo clásico de este sistema.

No solo se tiene que revisar los sistemas actuales y modificarlos desde dentro sino que, en mi opinión, ya va siendo un momento de crear un nuevo sistema económico. En el presente artículo voy a exponer desde mi visión lo que un hipotético sistema necesitaría para mejorar y ser competente en las reglas del juego mundial. Sigue leyendo

Anuncios

El poder en el humano (III): Los mercados globales y el establishment

En la última entrada yo escribía sobre los tipos de organizaciones y el dinero y cómo estos han ido influenciando en las personas y en la política (que la política se entiende como algo o alguien que ejerce su influencia en la expresión del poder). Los factores que hoy voy a escribir son básicamente los que se refieren al mercado y cómo este ha ido desarrollando unas reglas del juego que no se pueden romper.

Sigue leyendo

El poder en el humano (II): Organizaciones y dinero, mucho dinero

En el anterior escrito hablaba sobre mis pensamientos respecto a cómo surge el poder en Occidente. Aunque sea una mera opinión, debo admitir que el poder crea en mí una curiosidad inmensa, es por eso que admiro a autores como Smith, Foucault, Castoriadi o Castells.  Sigue leyendo

El poder en el humano (I): Raíz

Con el tiempo había creído que las personas podían tender hacia la bondad, que podían a aspirar a hacer el bien, porque en el fondo, existía una moral absoluta que podía diseñar mentes hacia el progreso. Tal pisotón fue el que me di a temprana edad para darme cuenta que en el humano el poder, como concepto, arte y acción (o praxis) funciona de forma que crea las mentalidades, desarrolla sociedades y, por ende, crea una moral.

Sigue leyendo

Sobre una teoría personal

No sé si será una entrada larga ya que lo que tengo que escribir es bastante simple: me niego a creer que el humano no tenga la inteligencia suficiente para poder apreciar una dimensión nueva además de las ya conocidas como el largo, ancho, alto y tiempo (y este último a medias).

Creo que no hay mucho entusiasmo en encontrar este tipo nuevo de dimensión. Yo he visto dibujos teóricos, cálculos físicos, teoremas dentro de teorías bastante complejas, etcétera. Nada me ha convencido demasiado. Así que por mi cuenta he decidido compartir una teoría personal: ¿Cómo podríamos conseguir apreciar una nueva dimensión? Sigue leyendo

Reflexiones sobre una filosofía obscura (III): Donde muere la inocencia nace la maldad

Ni me va a salir una entrada muy grande, ni tampoco tenía la intención de escribir demasiado. Es algo concreto, es algo preciso, es algo exacto. Esta frase no es mía, la autonomía viene de una canción del grupo Trivium donde “Innocence dies while villainy thrives” de la canción Villainy Thrives del disco Vengeance Falls. Aunque la frase está usada en otro contexto tiene cierta sabiduría de por medio que quiero explorar en este post.

¿Qué entendemos por maldad? Serán aquellos actos que comete el humano en contra de otro perjudicando, y como ya hablé en uno de mis posts anterior sobre el mismo tema, la voluntad de vivir, poniendo en riesgo la vida de otro individuo mientras el contexto no tenga indicios para que exista una necesidad de cometer dicho acto. Se entiende que en las leyes naturales, casi pareciendo un iusnaturalista, el tema de la supervivencia se vea afectada por el lecho entre el poder vivir o el poder ser asesinado por otro que a su vez quiere sobrevivir. No es el caso hoy en día, nosotros establecimos parámetros de conducta en la sociedad, entablamos un Estado que nos cuidase, creamos leyes para definir, según la cultura, lo que está bien y mal, creamos alimentos y los modificamos a nuestro gusto, tenemos máquinas que nos sirven (aunque aparentemente somos nosotros los esclavos de estas), y así podría continuar describiendo a nuestra sociedad. Lo malo será, de alguna manera, que peligre la vida de otra persona a la vista de que, a priori, no hay necesidad de hacerlo. ¡Vaya discurso moralista que me he mandado! Si bien yo no creo en una deidad que defina lo que está bien o mal mientras este no nos permite ver, mediante sus hipotéticos actos, lo que es correcto o incorrecto; sí creo que algunos rasgos innatos deben existir tanto para la vida natural como para la vida artificial (o sea, la sociedad actual).
Sigue leyendo

Las políticas neoliberales: los productos de parasistema y las contra hegemónicas.

¡Volví! Después de algún tiempo desaparecido por el afán de aprobar todo mi curso con buena nota, vuelvo para hacer una reflexión un tanto dura respecto a la actualidad del mercado y sus consecuencias.

¿Qué es lo que voy a tratar hoy? Primero, hay que hacer un análisis de mercado. Es decir, tenemos que entender, de forma básica, el mercado neoliberal o capitalista (exacerbado). Luego, hay que reflexionar sobre las prioridades de los Estados en tanto estos viven dentro de la burbuja capitalista, lo que se traduce como: economía; los Estados lo único que buscan es priorizar sus políticas económicas y dejar a segundo plano sus políticas sociales (lo que me tacha como socialista de forma a priori). Y me perdonaran aquellos luchadores porque hoy no pondré alguna imagen de algún cerdo capitalista sodomizando a algún proletario perdido, pero me quiero enfocar en la política dura, pragmática y actual.
Sigue leyendo